Uturuncu

En Octubre del 2012, la revista «Science» anunció que se estaría formando un Sombrero Geológico, al menos desde 1992, en la zona del Volcán Uturunco, en el Suroeste de Bolivia, cerca de las fronteras con Chile y Argentina. ¿Podría ser éste un indicio o demostración científica del traslado del Polo Energético Principal del Planeta a los Andes Sudamericanos? Reproducimos la noticia, con el link al final.


Científicos de la Universidad de California han utilizado 20 años de datos de satélites para revelar una rareza geológica única en la Tierra y que, según la investigación, publicada en la revista «Science», proporciona pistas sobre el origen de los «Supervolcanes».


En la frontera de Argentina, Bolivia y Chile, se encuentra el Altiplano-Puna, en la región central de los Andes, donde se concentra la mayor masa de magma activo en la corteza terrestre continental, conocida por una larga historia de erupciones volcánicas masivas.

El nuevo estudio, dirigido por Yuri Fialko, y Jill Pearse, ha revelado que el magma del lugar está formando una gran masa en medio de la corteza, empujando hacia arriba la superficie de la Tierra a través de un área de 100 kilómetros de ancho.

Esta elevación está causando el hundimiento de la zona circundante, dando lugar a un fenómeno geológico único con la forma de un sombrero mexicano, que los investigadores han descrito como el «levantamiento del sombrero».


Los datos de radar del ERS-1, ERS-2 y Envisat muestran una elevación central de alrededor de 10 mm por año cerca del Volcán Uturuncu (rojo oscuro). La región circundante muestra un hundimiento lento a una velocidad de aproximadamente 2 mm por año (azul). Los datos fueron adquiridos 1992-2010. Los científicos se refieren al patrón de deformación, como la principal elevación de sombrero.

El movimiento del magma ocurre a gran profundidad y a una velocidad bastante lenta, por lo que la superficie de la Tierra se eleva un centímetro por año y no hay peligro inmediato de una efusión volcánica, según los investigadores. «Es un movimiento sutil pero persistente lo que ha ocasionado esta elevación inusual», ha señalado Fialko.

Los investigadores han atribuido la desviación de la superficie de la Tierra a una gran burbuja de magma, llamada «diapiro» en términos geológicos, formada en la parte superior del Altiplano-Puna.

Los diapiros se han estudiado mediante registros geológicos de rocas congeladas hace muchos millones de años, pero el nuevo estudio es el primero en identificar un diapiro activo de magma ascendiendo a través de la corteza. Según Fialko, un fenómeno similar de elevación se está produciendo cerca de Socorro, en Nuevo México, pero a un ritmo mucho menor.

«Los datos de satélite y los modelos informáticos nos ha permitido establecer un vínculo importante entre lo que se observa en la superficie y lo que está sucediendo en el cuerpo de magma en las profundidades», ha apuntado el investigador, quien cree que el «levantamiento del sombrero» podría aportar información sobre las etapas iniciales de grandes eventos magmáticos que conducen a la formación de enormes calderas. Estos súpervolcanes pueden expulsar miles de kilómetros cúbicos de magma hacia la atmósfera, afectando al clima local y global.

Los investigadores concluyen que, «afortunadamente, este tipo de eventos no han ocurrido desde que existe el ser humano, aunque ahora sabemos que tuvieron lugar en la zona del Altiplano-Puna, en el pasado».

Fuente: http://www.canalazul24.com/?p=16970

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los Comentarios son moderados, para evitar trolls.